Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama: Síntomas, factores de riesgo y cómo prevenir

SALUD | 

Cada 19 de octubre se conmemora el Día Internacional de Lucha contra el Cáncer de Mama, con el fin de generar conciencia en la población sobre la prevención y diagnóstico temprano de esta enfermedad, que afecta en Argentina a 1 de cada 8 mujeres que hayan alcanzado los 80 años.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer de mama es una enfermedad en la que células de la mama con alteraciones se multiplican sin control y forman tumores que, de no tratarse, pueden propagarse por todo el cuerpo y causar la muerte.

Se trata del cáncer más común entre las mujeres a nivel global. En 2020, 685.000 personas fallecieron a causa de esta enfermedad en todo el mundo. Cabe señalar que esta enfermedad también afecta a los varones, que representan entre el 0,5% y el 1% de los casos.

En sus estadios iniciales, el cáncer de mama suele ser asintomático, por lo que es fundamental realizarse estudios rutinarios para detectarlo de forma temprana. Sin embargo, en una fase más avanzada se pueden presentar los siguientes síntomas:

Nódulo o engrosamiento en el seno, a menudo sin dolor.

Cambio en el tamaño, forma o aspecto del seno.

Aparición de hoyuelos, enrojecimiento, grietas u otros cambios en la piel.

Cambio en el aspecto del pezón o la piel circundante (aréola).

Secreción de líquido anómalo o sanguinolento por el pezón.

Bulto en la axila.

A pesar de que la mayoría de las veces se desconoce la causa que provoca la enfermedad, existen ciertos factores y hábitos que aumentan las probabilidades de padecerla:

  • Ser mayor de 50 años.
  • Antecedentes personales de cáncer de mama o de enfermedad pre-neoplásica de mama.
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Tratamiento previo con radioterapia dirigida al tórax.
  • Terapia de reemplazo hormonal.
  • Primera menstruación a edad temprana.
  • Edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber tenido hijos.
  • El sobrepeso, el sedentarismo y consumo excesivo de alcohol son factores que se pueden evitar para disminuir el riesgo de tener cáncer de mama.
  • El cáncer de mama hereditario representa sólo alrededor del 5 y 10 % de todos los casos de este tipo de cáncer.

Aunque no se puede hacer una prevención primaria del cáncer de mama, sí se puede diagnosticar de forma precoz. En estadios iniciales, el 90% de los casos la enfermedad es curable. Para detectarlo tempranamente, es recomendable hacerse los siguientes exámenes:

Mamografía:

Se recomienda que todas las mujeres, a partir de los 40 años, se realicen una mamografía. Se trata de una radiografía de las mamas que puede detectar el cáncer de mama cuando el nódulo todavía no es palpable o lo es mínimamente.

En aquellas mujeres con antecedentes de cáncer de mama en familiares de 1° grado (madre o hermana), se recomienda iniciar con la mamografía 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano.

En caso de tener una mamografía con una imagen sospechosa de cáncer, la paciente deberá hacerse una biopsia para definir el tratamiento. La misma consiste en la extracción de células y tejidos que un médico patólogo observa en un microscopio para verificar si hay signos de cáncer.

Autoexamen:

El autoexamen mamario es el método más sencillo para detectar anomalías en las mamas e informar a su médico los cambios que haya notado. Con tal solo observar y palparse los pechos, las mujeres podrán observar la presencia de algún nódulo, un tironeamiento de la piel de la mama o del pezón, notar enrojecimiento y edema de la mama.

En aquellas mujeres con antecedentes de cáncer de mama en familiares de 1° grado (madre o hermana), se recomienda iniciar con la mamografía 10 años antes de la edad de detección del cáncer del familiar más cercano.

En caso de tener una mamografía con una imagen sospechosa de cáncer, la paciente deberá hacerse una biopsia para definir el tratamiento. La misma consiste en la extracción de células y tejidos que un médico patólogo observa en un microscopio para verificar si hay signos de cáncer.