Invitamos públicamente a los directivos de la SAT y El Ersept a que tomen el agua marrón que sale en Tucumán», señalaron Canelada y Cobos

LOCALES |

Los concejales solicitaron ante el ente regulador un informe sobre la calidad de agua. No descartaron iniciar acciones judiciales.

Esta mañana los concejales José María Canelada y Gustavo Cobos presentaron una nota ante el Ente Regulador de Servicios Públicos (Ersept) para que en un plazo de 24 horas dé a conocer la calidad de agua que brinda la SAT a los tucumanos, ante los numerosos casos que les llegaron de usuarios que veían salir este líquido con un color marrón en sus viviendas. A su vez, solicitaron que den a conocer la cantidad de reclamos recibidos en los últimos 24 meses por falta de agua o efluentes cloacales.

«El Ersept debería poder decirle a los tucumanos qué calidad tiene el agua que se está consumiendo, esa agua marrón que sale en los barrios y que obliga a la gente a comprar bidones de agua, o a la casa de los vecinos y familiares a buscar agua que parezca un poco más cristalina. Además, a este reclamo lo hacemos en un contexto de un aumento de casi el 200% del agua. Llegan boletas con aumento a barrios donde no sale agua o sale marrón. Lo que estamos viviendo en Tucumán es una estafa que no estamos dispuestos a tolerar», planteó Canelada.

Por su parte, Cobos explicó que el análisis que están solicitando es algo que el Ersept debe hacer de manera periódica, por ley. «Además, ya en diciembre empezaron los primeros casos a hacerse públicos. Gente que abría las canillas y salía un color imposible de tomar, imposible de bañarse, imposible de cocinar. Mientras tanto, desde la SAT le decían a los usuarios que se queden tranquilos. Este servicio no da para más. Y para colmo no sólo hay que pagar por un servicio que no tenemos, también hay que gastar en bidones de agua y ahora, un aumento», señaló el edil. También añadió que en enero, presentaron una nota ante el organismo para que no se instrumente el aumento.

Luego de tener el informe, Canelada afirmó que invitarán «a todos los directivos de la SAT y el Ersept a ir a alguno de los barrios donde los vecinos nos advierten que el agua sale marrón, la sirvan en un vaso y la tomen frente a los vecinos para darles la tranquilidad de que el agua es potable». Luego del informe, señaló que tomarán las acciones que crean necesarias y que no descartaban presentarse en la Justicia.

En tanto, Cobos lamentó que el municipio no quisiera agregar el tema al tratar la Emergencia Sanitaria. «Dicen que esto es del ámbito provincial pero son del mismo signo político, se juntan y salen en las fotos todas las semanas en las obras que hacen, no pueden seguir pateándose la pelotita como si no se conocieran».