Crimen en La Bombilla: Prisión preventiva para el acusado de asesinar a Javier Aguilar

POLICIALES |

Por el asesinato de Javier Ezequiel Aguilar (28), hecho ocurrido el pasado jueves en calle Bolivia al 2100, en el barrio Juan XXIII, conocido como «La Bombilla», este domingo el Ministerio Público Fiscal (MPF) imputó un joven de 27 años, por el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego en calidad de autor. Se trata del principal apuntado por testigos como quien desde el automóvil gris efectuó el disparo que acabó con la vida de la víctima.
La acusación se formalizó en una audiencia convocada por la Unidad Fiscal Especializada en Homicidios I que investiga el sangriento episodio.
Por delegaciones del titular de la UFI, Ignacio López Bustos, el auxiliar de fiscal, Guillermo Di Lella, manifestó en primer lugar las condiciones en que se dio la detención del acusado, el cual se presentó a la policía en la noche del viernes último, luego de que no fuera encontrado en su domicilio durante una medida de allanamiento realizada esa misma tarde.
Luego procedió a formular los cargos en su contra y se refirió a las pericias realizadas por el Equipo Científico de Investigaciones Fiscales (ECIF), entre ellas, el informe preliminar de autopsia que establece que la víctima falleció como consecuencia de un impacto de bala con orificio de entrada en el muslo derecho y con salida por el abdomen. También hizo mención de la declaración de diferentes personas que vinculan al imputado con el hecho.
Por otro lado se refirió a qué se durante el allanamiento se hizo efectivo el secuestro de una Volkswagen Suran color gris que será peritada en los próximos días.

Continuará detenido

Para resguardar la investigación y los fines del proceso, el representante del MPF requirió la prisión preventiva del acusado. En su argumentación expresó que existen testimonios que indican que el imputado fue visto en el lugar del hecho y que era conocido por circular en el automóvil relacionado con el crimen. También argumentó que hay riesgos de fuga y entorpecimiento de la investigación debido a la gravedad del crimen y la posible influencia del imputado sobre potenciales testigos. Asimismo, hizo referencia a que todavía no se pudo hallar el arma homicida, por lo que solicitó la medida cautelar de máxima intensidad por el plazo de tres meses,
tiempo que consideró necesario para avanzar con el resto de las pruebas.
En su resolución, la jueza interviniente avaló todas las actuaciones e hizo lugar al requerimiento fiscal ordenando el alojamiento del imputado en el servicio penitenciario por el término de 90 días hasta el próximo 30 de octubre.

La teoría del caso

Según pudo reconstruir la fiscalía hasta el momento, el crimen se produjo el 27 de julio pasado en circunstancias en que Aguilar circulaba a pie por calle Bolivia altura 2100. Se dirigía en sentido Este a Oeste cuando fue interceptado por un automóvil gris con vidrios polarizados, conducido por el acusado de 27 años que, empuñando arma de fuego y con intenciones de causar la muerte, realizó numerosos disparos en contra de la víctima, quien al huir fue impactado por un proyectil en el glúteo derecho, provocando su caída en el cordón cuneta, donde falleció a causa de un shock hipovolémico por el disparo de arma de fuego recibido. Luego, el acusado hizo marcha atrás el vehículo para darse a la fuga por calle Juan Jose Paso.