Despidos en la Mutualidad de Tucumán: «Supuestamente está en crisis, pero el viernes ya había empleados nuevos»

LOCALES |

Los trabajadores afectandos tomaron el  edificio de San Lorenzo al 700. Denuncian que son amenazados y piden ser reintegrados a sus puestos.

La Mutualidad Provincial de Tucumán, ubicada en San Lorenzo al 700, amaneció tomada esta mañana. La medida ocurre tras el despido de 50 trabajadores y los rumores de que en el día de hoy se va a llevar a cabo el desalojo del edificio, con intervención de la policía.

“Vienen todo el tiempo a decirnos que van a reprimirnos, desalojarnos y a llevarnos presos por defender nuestra fuente de trabajo. Le pedimos al señor Mariano Usandivaras que venga a dar la cara. Mi familia me avisó que me había llegado un telegrama a mi casa diciendo que nos habían despedido. En mi caso tengo tres hijos que mantener y necesitamos que alguien nos dé una explicación”, contó Eleonora, una de las trabajadoras despedidas.

Sobre el motivo de los despidos, la mujer aseguró que no les dieron explicación, solo les informaron que estaban despedidos y que abandonen el edificio porque iban a reprimirlos e iban a estar cuatro días presos. “Si viene la policía no sabemos cómo va a terminar esto. Estamos preocupados porque tenemos familia e hijos que dependen de nosotros”, expresó.

Eleonora aseguró que buscan que el interventor, de la cara, y que «nos diga cual es el motivo del despido, si ellos aducen que no hay plata, pero si entra dinero en la institución, entonces qué hacen con el dinero«.

Supuestamente, la mutual está en crisis y el viernes, cuando nos hicimos presentes para pedir una explicación por los despidos, ya había empleados nuevos esperando para ingresar. Nosotros queremos recuperar nuestros puestos de trabajo, tenemos una familia que sacar adelante y nos parece muy injusto. Hoy cerca de 37 empleados estamos sin nada porque este trabajo era nuestro sustento y queremos recuperarlo sin violencia ni daños a la institución, solamente venimos a exigir nuestro derecho de trabajar” contó otra damnificada.

Por último, otro trabajador afectado, aseguró que hay una cuestión política de fondo con su interventor: “Vino hace solo dos meses y nosotros pensamos que llegó a cortanos las cabezas solamente. Él está gracias al juez federal Poviña. Cuando llegó empezaron los problemas y pensamos que hay algo político de fondo o a alguien que quieren poner ellos”.