Turismo en Tucumán: ocupación por encima del 90% en algunos destinos

TURISMO |

Ernesto Gettar, presidente de la Unión Hotelera y Gastronómica de Tucumán, analizó lo que dejó el fin de semana largo en materia de turismo.

El fin de semana largo de Carnaval registró uno de los índices de ocupación hotelera más altos de la temporada de verano de turismo, con un lleno prácticamente total en destinos tradicionales de Carnaval -Jujuy, Entre Ríos y Corrientes- y niveles superiores al 90 por ciento para Mar del Plata y Villa Gesell, las dos ciudades con más plazas de alojamiento de toda la costa bonaerense. También en Villa Carlos Paz hubo una alta demanda de alojamiento, de más del 96 por ciento del total disponible.

Por tal motivo, Ernesto Gettar, presidente de la Unión Hotelera y Gastronómica de Tucumán,  comentó: «Estuvo bastante bien en los centros turísticos, Tafí del Valle, San Javier, San Pedro de Colalao, con números muy similares al año pasado, no así, San Miguel que estuvo un poco flojo, estamos hablando de los centros turísticos por encima de un 90% de ocupación y en San Miguel no llegamos a 40%. Se mantienen los números del 2023».

«Ha sido un mes bastante particular, por todos los movimientos económicos que conocemos y estamos sufriendo en el país, con picos muy interesantes los fines de semana en cuanto a ocupación, pero los días de semana son un poco flojos, esto nos habla a las claras de que teníamos muchos turistas regionales por eso se daba este tipo de ocupación», aclaró.

Por otro lado, reconoció que desde diciembre normalmente ya tenían todas las plazas ocupadas y este año se empezó a resolver un poco más cerca de las vacaciones y esto ya les dio un indicio de que no iban a ser las vacaciones que pensaban y pretenden siempre.

«Primero estamos esperando que se definan bien las pautas económicas, esto va a hablar de la capacidad de consumo que tenga la gente y va a estar relacionado de forma directa con eso. Estos incrementos de servicios y todos los costos que subieron, hicieron que tenga menos capacidad de consumo. Esperaremos para hacer una proyección. Hasta el momento tenemos bastante incertidumbre sobre qué es lo que va a pasar a futuro», contó.

Además, explicó que en la parte gastronómica, el consumo se mantiene dentro de algunos parámetros mucho más previsibles. Ha bajado la venta, pero no en la misma proporción que la hotelería y viene manteniéndose un poco más. La gente aún tiene la posibilidad de darse algunos gustos.